SLIDER

Lasagna Casera



Vuelve un poquito el frío en esta primavera incipiente y nosotros desempolvamos las recetas de invierno.
Esta es una de esas preparaciones que hacen bien al alma, que te reconfortan y que, para mí, prepararlas son un placer. Llevan mucho tiempo, estuve, creo, una hora y media, pero si la preparan charlando, se pasa súper rápido. Aparte, hacerle esta receta a alguien querido es aún más placentero.

Entonces para empezar pongamos las manos en la masa! Como ya hicimos varias veces preparamos una masa con 1 huevo y 100grs de harina 000 por cada comensal.



Armamos la masa y la pasamos por la pastalinda. Reservamos los rectángulos, cortados todos iguales, mientras preparamos los rellenos.

Para empezar, yo siempre tengo un tupper con el Tuco congelado, que descongelé para nuestro primer relleno.



Vamos a saltear en aceite de oliva una cebolla grande picadita. Cuando esté transparente, la separamos en dos, una parte para el relleno de verdura, y la otra para el de carne, que dejamos en la cacerola.



Agregamos carne picada, y salteamos hasta que cocine, y después agregamos el tuco y corregimos los condimentos.



Preparamos una salsa blanca. Yo derrito manteca, le agrego harina hasta formar una pastita, y le voy agregando leche tibia hasta lograr la consistencia que deseo. Reservamos.



A la mitad de la cebolla salteada que nos había sobrado del relleno de carne, le incorporamos espinaca (yo uso la congelada, la descongelo y la escurro bien). Condimentamos con sal, pimienta y nuez moscada.

Le añadimos una parte de la salsa blanca, una cucharada de queso crema y un puñadito de queso rallado.



Ya tenemos la masa, el relleno de carne y el relleno de verdura. Estamos listos para armar la lasagna. Prendamos el horno para que se vaya calentando.



Primero, abajo de la fuente, ponemos salsa de tomate para hidratar la masa. Colocamos masa, relleno, masa, relleno, hasta completar la fuente, intercalando los rellenos.



La idea es poner una buena cantidad de relleno entre capa y capa.



Y al terminar, completar con salsa de tomate y salsa blanca, espolvorear con queso rallado y llevar al horno hasta gratinar.



Y si, como a mi, les sobra relleno de verduras y masa, arman una versión individual vegetariana, para congelar y comer otro día.
© Plato del Día • Theme by Maira G.