SLIDER

Scons



Resulta que los Scons son un clásico de mi infancia. Mi abuela María Lina, la mamá de mi papá, solía hacerlos siempre que ibamos a visitarla a su casa de Banfield. De esa época de mi infancia, me acuerdo: de los scones de mi abuela, de las pastillas DRF de menta que nos daba mi abuelo Lorenzo y de jugar con mis primos a disfrazarnos con los retazos que guardaba mi abuela María Lina y mi tía abuela Victoria que eran modistas.

Pero resulta que la receta no quedó en la familia, entonces yo me pasé la vida en búsqueda de imitarla. Y creo que con esta receta lo conseguí. De hecho, me pregunto por qué no se me ocurrió antes que mi abuela podría haberse inspirado en la receta de Doña Petrona para sus scones.

Entonces, en la página 422 de la 62° Edición de mi libro de Doña Petrona, que me heredó mi mamá, encontramos esta maravillosa receta que me transporta a mi infancia, a tardes de domingo, con mi familia, en la casa de mis abuelos en Banfield.




Los ingredientes son:
  • 500 grs de harina (yo usé leudante, porque recuerdo a mi abuela usando la del envase azul)
  • 150grs de manteca fría (dice fría y si dice fría debe serlo!)
  • 4 cucharaditas llenas de polvo de hornear
  • 100 grs de azúcar molida (blanca)
  • una pizca de sal fina
  • 2 huevos
  • 1 taza de leche fría
  • Yo le agregué un chorrito de esencia de vainilla y la ralladura de un limón. Pero permite frutos secos, fruta abrillantada, cacao, sacarle el azúcar para que sean salados, etc) Usen su imaginación y después me cuentan!
Esta receta debo decir que es a mano, nada de procesadora, ni amasadora, es con las manos, porque sino no queda con la textura clásica del scon.

Primero ponemos el harina, la sal, el polvo de hornear con la manteca y el azúcar y hacemos como un arenado con los dedos.  Agregamos los huevos y armamos la masa, si necesita líquido vamos poniendo la leche (puede ser crema, pero ya no son los scons de mi abuela) Se debe formar "una masa que no sea muy blanda ni consistente" explica Petrona.




La estiramos con palote de un centímetro y medio de alto. Y cortamos los scones con cortante.



Los disponemos sobre una placa de hornear limpia.




Pintamos con huevo y leche y rociamos con azúcar blanca.




Y cocinamos a horno medio (170° / 180°) Petrona dice "temperatura un poco más que regular" entre 15 y 20 minutos.



Servimos con té un domingo...
© Plato del Día • Theme by Maira G.