SLIDER

Pan casero en una máquina



Para mi cumpleaños me regalaron un máquina de pan. Yo le había regalado una a mi Papá y me había quedado con las ganas de tener una. El regalo que le hice a él terminó usandolo Mamá, que es celíaca y puede hacer sus panes con la certeza de que no están contaminados.

El resultado me sorprendió bastante al principio, y me costó un poco tomarle la mano, ya que, las medidas que da el manual no son las que mejores resultados me dieron.

Después de variar un poco las proporciones logré que salga un muy rico pan.


Lo primero que vamos a hacer es agregar los líquidos al molde. Yo uso 300cm³ de líquido. Puede ser 100% agua mineral o una parte de agua con otra de leche. Eso lo van a ir variando de acuerdo a que tan lácteo quieran que les quede el pan. Recuerden que cuanta más cantidad leche más esponjoso sale.




A eso le agrego una medida de sal fina. Se puede usar la cucharita que trae la máquina como se ve en la foto, o a veces uso una cucharada de té colmada. Otra cucharada de té de azúcar y hay que agregarle algo de materia grasa. Yo por lo general le agrego una cucharada sopera de aceite de oliva. Si no les gusta le pueden agregar manteca o aceite neutro en una cantidad similar. Recuerden que la manteca tiene que estar pomada, sino va a ser muy difícil que se mezcle en la máquina.




A eso le agrego 500grs de harina 000 y la levadura. Se puede usar el sobrecito de levadura en polvo o la fresca, la diferencia es que la fresca la tienen que hacer fermentar antes. La verdad es que el resultado es exactamente el mismo, no encontré diferencia en el sabor ni en la textura del pan.




Esto nos va a dar un pan de unos 700grs aproximadamente. Utilizo esta misma receta ya sea para los programas que son rápidos, de una hora aproximadamente, como los que tardan unas tres horas. La diferencia va a estar en los tiempos de levado, por lo tanto el resultado será bastante distinto entre uno y otro. Los panes de programas cortos serán más compactos y parecidos a un pan de campo y los programas largos serán más similares al pan de molde, ideal para tostadas por ejemplo. Pero no va a estar dado por cambiar algo en los ingredientes.




Una vez que pusimos todos los ingredientes en el molde y el molde en la máquina dejamos que comience. La máquina va a empezar a hacer girar esa paletita, que al principio parece que va a ser un fracaso, pero de a poco se las va ingeniando para mezclar absolutamente todo.



Algo que me inquietaba al principio y que fue producto de los primeros panes tirados al tacho fue la textura del bollo. Según el manual dice que el bollo tiene que ser bastante chirle. Por lo general, no le hago mucho caso a los manuales y en este caso fue acertado. La masa, a mi entender, tiene que ser bastante consistente. Cosa que si uno lo toca con los dedos no se pega a la mano. Ojo que hay que dejar que la máquina haga su trabajo. Esta parte me parece importante por eso les agrego unas fotos que hacen hincapié en el amasado.




Si es necesario, al principio abran la tapa y controlen el amasado para lograr una buena textura. Además es un poco divertido ver como la máquina se las va arreglando sola para sacar todo lo que está en los bordes para formar un bollito redondito.




Una vez que la máquina terminó de amasar es fundamental dejarla con la tapa cerrada, ahí va a comenzar el levado, controlando la temperatura la masa llega a duplicar su tamaño hasta que después de un tiempo comienza el proceso de cocción.




Una vez terminado la máquina nos avisa con un piiiiip! y listo, olorcito a pan en toda la cocina. Nos queda desmoldar apoyar en una rejilla para que enfríe un poco y a disfrutar! Lo que resulta muy práctico es que uno puede dejar haciendo el pan mientras prepara la comida y cuando uno terminó de cocinar tiene un pancito más que decente y sin mucho esfuerzo. Lo mismo es útil para hacer el bollo de la masa de pizza, ya que tiene un programa que sólo amasa y leva pero no cocina, y en estos días de frío uno puede tener un buen levado de la masa a pesar de la temperatura ambiente. Espero que les sirva como referencia a la hora de decidirse si este es un electrodoméstico para ustedes o no.

¡Me voy a comer unas tostadas que acabo de escuchar piiiiiiipppp!

Mariano. Fotógrafo y panadero oficial de Plato del Día.
© Plato del Día • Theme by Maira G.